(+502) 7765 4225
(+502) 7765 4225

Incubación de Empresas Sociales

Programa de Incubación de Emprendimientos Sociales

¿Qué sabemos acerca del emprendimiento de alto impacto? Nosotros mismos somos emprendedores. Identificamos oportunidades y creamos empresas que ofrecen soluciones a retos sociales y ambientales significativos para la comunidad local y global. Cuando identificamos una necesidad insatisfecha, elaboramos estudios de mercado, creamos prototipos y probamos modelos de negocios potenciales. Para las ideas más prometedoras, conformamos un equipo dirigido por un empresario en residencia, y trabajamos con inversionistas y expertos de la industria para traer estos productos y servicios al mercado.

En 2012, Alterna lanzó su primer negocio, Estufa Doña Dora, que fabrica y distribuye estufas de leña eficientes (véase más abajo la descripción). Actualmente, estamos en el proceso de lanzar nuestro segundo emprendimiento social, que proporcionará a los hogares rurales el acceso a biodigestores que convierten los desechos de animales en abono orgánico y gas para cocinar, disminuyendo el uso de fertilizantes químicos y leña.

Empresa de incubación destacada: Estufa Doña Dora

Estufa Doña Dora, la primera iniciativa que salió del Programa de Incubación de Alterna, produce y comercializa estufas de leña que son eficientes y seguras. Doña Dora fue fundada en Quetzaltenango, Guatemala en 2011, para mitigar las graves consecuencias sociales y ambientales que surgen de cocinar con leña, la fuente de combustible principal para el 70% de guatemaltecos. En contraste con muchas organizaciones no lucrativas que frecuentemente identifican un problema e imponen una solución a la comunidad, Doña Dora es una de las primeras empresas de la región que ofrece una solución digna a personas dentro la Base de la Pirámide (BdP) y que los atiende como consumidores competentes que pueden tomar la decisión de invertir en un producto de gran calidad con un impacto muy positivo para la economía familiar.

El impacto de Doña Dora se enfoca en tres áreas principales: la reducción de enfermedades respiratorias, entre otras enfermedades provocadas por el humo, el mejoramiento de las finanzas del hogar, y la prevención de la deforestación. En comparación con las estufas tradicionales de fuego abierto que llenan la cocina de humo, la estufa Doña Dora reduce drásticamente la contaminación del aire del hogar. Se trata de la causa principal de enfermedades respiratorias y solo en 2010 provocó la muerte de 5,000 guatemaltecos.

Mientras las estufas tradicionales de fuego abierto son muy ineficientes, obligando a familias a gastar hasta un 20% de sus ingresos en el consumo de leña, la estufa Doña Dora reduce significativamente el consumo de leña, generando así ahorros a largo plazo. Además de contribuir en los bolsillos de la gente, al reducir el consumo de leña, Doña Dora reduce la necesidad de que los guatemaltecos tengan que cortar cientos de miles de hectáreas de bosques cada año para cocinar y calentar sus hogares. Es bien sabido que la deforestación disminuye los niveles superiores del suelo, aumenta la erosión y contribuye a las inundaciones repentinas y deslaves que regularmente devastan al país.

Doña Dora trabaja con empresas locales de microfinanzas para ayudar a traer sus estufas, fabricadas por guatemaltecos para guatemaltecos, a un público aún más amplio. Durante su primer año en operación Doña Dora vendió más de 500 estufas y se enorgullece de contribuir al desarrollo integral de las familias guatemaltecas al ahorrar dinero, mejorar su salud, y proteger el medioambiente del que tanto dependemos.

Empresas incubadas por Alterna

Español | Ingles